Minerales estratégicos, ¿qué y cuáles son?

7 de julio de 20220
toromining-minerales-estrategicos-jason-blackeye-unsplash-1280x788.jpg

¿Sabes cuántos minerales usamos en nuestro día a día? Centenares de ellos. Hasta en las rutinas más cotidianas, los minerales forman parte de nuestra vida. Sin embargo, hay algunos que son más importantes que otros, sobre todo para el desarrollo y el progreso de los países. Son los conocidos como minerales estratégicos y vamos a aprender qué y cuáles son.

Tomemos una definición base. Se considera mineral estratégico aquel que, siendo fundamental para la industria o la defensa nacional, no existe en el país. Aún disponiendo de él, no es posible extraerlo de modo rentable; o su producción no satisface la demanda interna, debiéndose obtener del exterior. Debido a que estos recursos son difíciles de obtener, se necesitan medidas estrictas que controlen la conservación y distribución.

No debemos confundirlos con los minerales críticos, algo parecidos. Siendo también esenciales, su obtención es menos dificultosa, ya que puede extraerse en cantidades suficientes para satisfacer la demanda o pueden ser conseguidos de fuentes extranjeras confiables.

Estamos, quizá, ante los metales más codiciados del mundo, como el litio, el grafito y el cobalto, empleados en tecnologías vinculadas al almacenamiento energético. Aunque también suelen entrar en esta gama otros como la populares tierras raras, el cobre, el aluminio y el níquel –necesarios para las energías renovables–, por citar algunos ejemplos. Elementos protagonistas ante la transición energética que está por llegar.

Estos minerales son esenciales para la creación de paneles solares, turbinas eólicas, vehículos eléctricos, almacenamiento de energía y baterías que implica una economía baja en carbono para cumplir con las metas climáticas de los Acuerdos de París.

 

«Estos minerales son esenciales para la creación de paneles solares, turbinas eólicas, vehículos eléctricos, almacenamiento de energía y baterías que implica una economía baja en carbono para cumplir con las metas climáticas de los Acuerdos de París»

 

Según un informe del Banco Mundial, se estima que habrá una alta demanda de estos materiales, pero menos inestable y más segura. Mención especial merecen las tierras raras, de las que ya hemos escrito alguna vez en este blog. Son muy importantes para el sector de las energías renovables, pero también levantan conflictos políticos. China es el gran dominador mundial de estas materias, el mayor productor del planeta con más de un tercio de las reservas conocidas. Además, Estados Unidos importa del país asiático el ochenta por ciento de ellas.

Si la demanda de todos estos minerales es alta en los días que vivimos, los expertos no dudan en afirmar que esta se irá incrementando. Por ejemplo, en el caso del litio, el grafito y el cobalto las estimaciones dicen que se incrementará su demanda en un quinientos por ciento hasta 2050.

Por otro lado, el cobre y el aluminio se estima que aumenten su demanda en aproximadamente un tercio hasta 2040. Dos tercios es la previsión de incremento del níquel para el mismo periodo. Finalmente, la demanda de tierras raras –neodimio, disprosio…– puede verse incrementada entre once y catorce veces en 2050 si lo comparamos con 2018, gracias su uso para la tecnología de las turbinas eólicas.

 

¿Qué te ha parecido el artículo? La minería es fundamental para el avance y la evolución de la sociedad.

Si te ha gustado, comparte. Estaríamos encantados de que hicieses llegar a tus contactos en Facebook, Twitter, Instagram o LinkedIn estos artículos que escribimos con rigor y pasión.

¿Necesitas nuestros servicios? En TORO Mining Consultants nos hemos aliado cinco consultoras líderes para dar servicio a la minería en América Latina. Damos valor a tu negocio y podemos ayudarte y asesorarte en todo lo que necesites.

 

Foto de Jason Blackeye en Unsplash

 


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *