Nueva mina de oro en México

toro-mina-oro-mexico

 

El sector de la minería en México sigue sumando adeptos. La inversión en el país centroamericano continúa a buen ritmo y es ahora la minera canadiense Alamos Gold –tras la elaboración de un estudio económico interno– la que ha dado el «sí, quiero» al proyecto de construcción de la mina de oro La Yaqui Grande.

Esta nueva mina se ubica a solo siete kilómetros de la actual mina Mulatos, también propiedad del citado grupo canadiense. La producción de La Yaqui Grande está programada para la segunda mitad del año 2022. Según el estudio interno de Alamos Gold, se estima una inversión inicial de unos ciento treinta y siete millones de dólares. La compañía espera que Mulatos autofinancie el desarrollo de este nuevo proyecto a un precio de oro de mil setecientos cincuenta dólares por onza.

Los datos de Alamos Gold hablan de una producción anual media de oro durante cinco años de ciento veintitrés mil onzas con unos costos de mantenimiento totales de quinientos setenta y ocho dólares por onza. El anuncio se ha conocido tras la decisión de la compañía canadiense de arrancar la expansión de la fase tres de la mina Island Gold en Ontario, con la que esperan aumentar la producción en un setenta y dos por ciento.

«Dada su mayor escala y perfil de bajo costo, se espera que La Yaqui Grande impulse un fuerte crecimiento del flujo de caja libre del Distrito de Mulatos en 2022 y más allá», explicó John McCluskey, presidente y director ejecutivo de Alamos Gold. Y es que esta nueva mina representa el próximo proyecto de bajo costo y alto rendimiento de la compañía en el distrito de Mulatos de Sonora, en palabras de McCluskey.

Se trata de un proyecto adyacente a la producción de la primera fase de La Yaqui. La nueva mina se desarrollará en los próximos 24 meses con una plataforma de lixiviación en pilas independiente y un circuito de trituración. Desde el año 2019, la Yaqui Grande tiene todos los permisos en regla, incluida la evaluación final de impacto ambiental y una autorización de cambio de uso del suelo por parte de las autoridades mexicanas.

Los casi dos mil dólares que se pagan por onza de oro –todo un récord– ha despertado el interés de los inversionistas y ha impulsado un aumento de las acciones de los productores de lingotes. Según los expertos, es una prueba de fuego para todos los actores implicados en esta industria, que ya vieron crecer el oro hace diez años y sufrieron la crisis cuando los precios cayeron.

 

Proyecto aurífero Cerro de Oro

Por otro lado, la minera Alamos Gold también ha anunciado que ha cerrado todo los acuerdos para adquirir la totalidad del proyecto aurífero Cerro de Oro. Un proyecto que comprende las concesiones Zacatecas I y Zacatecas II cerca de Concepción del Oro, en Zacatecas, México.

Ambas concesiones forman parte de un proyecto con setenta y seis pozos y ocho mil doscientos metros de perforación histórica. Con esto refuerzan los reclamos de la compañía en el distrito de Concepción del Oro, donde cuentan ya con seis mil quinientas hectáreas.

«El proyecto de oro Cerro de Oro tiene muchas características que imitan la mina de oro El Castillo que nuestro equipo desarrolló bajo el estandarte de Castle Gold Corporation desde 2007 hasta su eventual venta en 2010», declaró Darren Koningen, CEO de Minera Alamos. «Cerro de Oro contiene un gran sistema de oro diseminado con un perfil de oxidación significativo y una baja relación de franjas implícitas con la mayoría de las áreas mineralizadas aflorando en la superficie. El norte de Zacatecas tiene una rica historia minera y alberga algunos de los depósitos de oro más grandes del centro-norte», finalizó.

 

Post Your Thoughts