La minería de hundimiento y sus últimos avances

shutterstock_776675626

En el mundo de la minería existen numerosas técnicas de explotación y trabajo, según cuáles sean nuestros intereses, plazos, presupuesto, tipo de proyecto etc. Aquí vamos a hablar de la minería de hundimiento. ¿En qué consiste?

Se trata un método de explotación por derrumbamiento de bloques por corte inferior, es decir, el mineral se fractura y fragmenta gracias a las tensiones internas y efecto de la gravedad. La base de esta técnica está en que tanto la roca mineralizada como la roca encajante estén fracturadas bajo condiciones más o menos controladas. Es, además y muy importante, un método de minado de bajo coste, por lo que resulta muy beneficioso para cuerpos mineralizados masivos como el cobre, el diamante o incluso el oro en algunos casos.

Con respecto a esta técnica y la tendencia a seguir en los próximos meses, habló en una ponencia en diciembre de 2018 Patricio Gómez Pérez, gerente general de Itasca Perú, consultora especializada en geomecánica e hidrogeología. Según describió el experto, el modelo conceptual del caving implica:

  • Zona elástica, las tensiones inducidas pueden ser altas aquí.
  • Zona sismógena, donde se produce microsismicidad dentro de la roca diaclasada a través del deslizamiento en estructuras y extensión de las fracturas.
  • Zona en fluencia, donde el macizo rocoso se ha desintegrado y ha perdido su resistencia cohesiva y/o de tracción, pero aún no se ha movido una distancia significativa.
  • Espacio de aire, que solo puede existir si el material dentro de la zona en fluencia conserva algún nivel de resistencia cohesiva y/o de tracción.
  • Zona movilizada, aquí es donde la roca fragmentada se ha movido una distancia significativa, más de un metro.

Las principales características geomecánicas del caving, nombre con el que se conoce internacionalmente a los procesos de hundimiento, son: fragmentación; control de la extracción, flujo y recuperación; estabilidad de la infraestructura, hundibilidad y subsidencia. En este marco, Gómez Pérez explicó que la tendencia actual consiste en “aplicar técnicas de modelamiento de macizo rocoso sintético (SRM) para la predicción de fragmentación primaria y sistemas expertos para la predicción de fragmentación secundaria”. Esta es la que se refiere al desgaste de los bloques a medida que bajan en la cavidad. La SRM explica con detalle los impactos en la fragmentación de las fracturas existentes y el crecimiento de otras nuevas.

En las últimas operaciones, el método por hundimiento se está aplicando a cuerpos de mineral cada vez más profundos, grandes, resistentes y heterogéneos. Y en situaciones de transición de minería a cielo abierto, a minería por caving. Se trata de un método poco frecuente, las primeras herramientas numéricas para la predicción de caving se desarrollaron a finales de los ochenta. Desde entonces, se ha continuado avanzando y ampliando mediante su aplicación en algo más de veinte proyectos en todo el mundo, financiados por el International Caving Study. Este tiempo de investigación y práctica ha tenido como resultado el desarrollo de un algoritmo de caving, “controlado por el plan de producción y que incorpora comportamientos de materiales que son esenciales para la predicción de la respuesta del macizo rocoso a la socavación y extracción”.

La tecnica de la extracción por hundimiento está en continua revisión, afinando parámetros constantemente para optimizar su rendimiento. Esto se consigue mediante “esquemas de simulación” que aumentan su capacidad y, por lo tanto, su fiabilidad.

Post Your Thoughts