Minerales usados en nuestro día a día

toro-minerales-vida-cotidiana

 

Suena el despertador y empieza tu jornada. Enciendes la luz del cuarto de baño y notas fluir el agua por las tuberías al asearte. Puedes rasurarte también o lavarte los dientes. ¡Listo para desayunar! ¿Cuánto tiempo has tardado en hacer todo eso? Y lo que es más importante, ¿cuántos minerales has podido usar en ese breve espacio de tiempo? En este curioso artículo vamos a hablarte sobre el uso de los minerales en nuestro día a día. ¡Te sorprenderás!

Porque por si no lo sabías, casi todo lo que utilizamos en nuestra vida cotidiana contiene elementos químicos y minerales que se extraen del interior de la tierra. Hablamos de en torno a un noventa por ciento de las actividades cotidianas. Tu casa, tu vehículo, tu ordenador o tu teléfono móvil son claros ejemplos.

Es difícil imaginarnos un mundo sin transportes, medios de comunicación, construcciones o cuidados médicos, ¿verdad? Gracias a la minería puedes disfrutar de todo esto. Nos referimos a minerales comunes como el oro, la plata, el hierro, el cobre, el plomo, o el aluminio, por citar algunos. Pero existen muchos más. De hecho son más de catorce mil las variedades de minerales que se conocen.

 

«Este artículo se ha hecho en un portátil del que aproximadamente el treinta y cinco por ciento de sus componentes corresponden a minerales metálicos. Y posiblemente lo estés leyendo en una tableta o en un smartphone, que están fabricados con aluminio, cobre, magnesio, cobalto, estaño, acero, tungsteno, plata, neodimio, tantalio, paladio…»

 

Los cinco metales más utilizados

Según el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), los cinco metales más utilizados en el mundo son el zinc, el manganeso, el cobre, el aluminio y el hierro. En ese orden. ¿Para qué los utilizamos?

Zinc. Es un agente anticorrosivo y se usa en su mayor parte pare recubrir metales con la idea de evitar su oxidación. También se usa en cuidados médicos como la prevención del cáncer o para mejorar el estado de ánimo. Combinado con el cobre forma el latón, que se utiliza en joyería, instrumentos musicales, ornamentación y armamento.

Manganeso. Pese a no ser uno de los más conocidos, sí es uno de los más utilizados. Su uso está destinado sobre todo a aleaciones. Por ejemplo, unido al bronce es un potente anticorrosivo que resiste hasta el agua marina. Por ello se utiliza para fabricar hélices de barcos. Si lo combinamos con el hierro generamos ferromanganeso, un metal muy duro utilizado para la fabricación de cajas fuertes.

Cobre. Es un mineral muy popular y usado en la industria eléctrica. Es posible que todos los cables que consiguen dotar de energía a tu hogar estén fabricados con cobre. Esto es debido a su potente conductividad. Los teléfonos móviles, tabletas y ordenadores, así como los electrodomésticos también contienen cobre.

Aluminio. Un metal sumamente ligero, por lo que se utiliza para fabricar estructuras livianas como las de los aviones o los automóviles. También se usa en la industria alimentaría para hacer latas, tetrabriks y otros empaquetados.

Hierro. Quizá uno de los minerales más baratos y más utilizados en el mundo. La mayor parte del hierro se usa transformado en acero. Sobre todo en construcciones como puentes, presas o edificios que requieren de estructuras resistentes. También el chasis de casi cualquier maquinaria. Gran parte de lo que usamos en nuestro día a día contiene un porcentaje de hierro o acero.

 

Otros minerales en la vida cotidiana

Además de esos cinco hay más ejemplos. Como la hematita, que sirve para obtener hierro. O el tungsteno, que se utiliza en los filamentos de focos, lámparas eléctricas y televisiones. La pirolusita –con un alto índice de manganeso– se usa para la decoloración del vidrio y la halita es lo que comunmente se llama sal de roca y le da más sabor a nuestros alimentos. La esfalerita se usa para extraer zinc y la casiterita para soldar y hacer cerámica. Por otro lado está la calcopirita, el mineral con mayor concentración de cobre y que se utiliza para hacer la mayoría de monedas del mundo. Por último está la calcita, conocido como roca caliza, con la que se produce el cemento.

Este artículo se ha hecho en un portátil del que aproximadamente el treinta y cinco por ciento de sus componentes corresponden a minerales metálicos. Y posiblemente lo estés leyendo en una tableta o en un smartphone, que están fabricados con aluminio, cobre, magnesio, cobalto, estaño, acero, tungsteno, plata, neodimio, tantalio, paladio, etcétera, etcétera.

 

Post Your Thoughts