México camina hacia una minería respetuosa con el entorno

mineria-mexico

La minería de México es, sin duda, uno de los grandes agentes de la economía del país y uno de los mayores aportadores de la industria a nivel mundial. Tras unos años de altibajos, parece que la región reconduce su futuro mediante un proyecto de reformas a la Ley Minera, presentada en noviembre de 2018 en la Comisión de Minería y Desarrollo Regional del Senado de la República.

Esta iniciativa parte de la senadora Angélica García y pretende establecer una normativa clara y eficiente sobre las concesiones y asignaciones priorizando en todos los casos los derechos de las comunidades que habitan las zonas de explotación, que hasta ahora no habían sido tomados en cuenta. El nuevo decreto obligará a analizar el impacto social y medioambiental de las concesiones, así como a consultar a los pueblos a los que afecten. Con la propuesta, la Secretaría de Economía también persigue declarar zonas inviables de explotación o en conflicto por impacto social negativo, además de cancelar concesiones en activo que corran este riesgo.

Para Aleida Azamar Alonso, del Departamento de Pro de Producción Económica de la Unidad Xochimilco de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), “la iniciativa es positiva para frenar la devastación provocada por la extracción de petróleo y gas”. El líder sindical sabe que el camino pasa por salvar una serie obstáculos para que esta reforma pueda llevarse a cabo, como los intereses empresariales de los partidos de la oposición: “En la Comisión de Minería y Desarrollo Regional del Senado, de la que soy integrante, hay senadoras y senadores de estados mineros, como Coahuila, Sonora, Chihuahua y Zacatecas, que simpatizan con compañías que tienen operaciones en esas entidades, pero tenemos los argumentos para convencerlos”, explica.

Lo importante es que México tiene voluntad, argumentos y un plan para conseguir una minería más justa con el entorno y sus comunidades, algo absolutamente necesario en la minería a nivel mundial del siglo XXI.

 

Post Your Thoughts