Los distintos usos del litio

toro-usos-litio

 

En muchas ocasiones hemos hablado del conocido como oro blanco en nuestro blog. Y es que el litio es un mineral muy especial. Su valor se disparó en el mercado cuando en los noventa se comenzó a utilizar en la fabricación de aparatos electrónicos como teléfonos, tabletas, ordenadores y medios de transporte. Junto al niobio es el material que lidera la minería en América Latina, por lo que hemos pensado que sería una buena idea hablar sobre sus usos. ¿Nos acompañas?

Pese a ser tan importante en Latinoamérica, ninguna de las tres minas más grandes de litio del planeta se encuentran allí. Sin embargo, lo cierto es que no hay explotaciones tan grandes, pero entre Chile, Argentina y Bolivia hay enormes cantidades de litio. Es lo que se conoce como el Triángulo del litio, donde se concentra el ochenta y cinco por ciento de todas las reservas de litio en el planeta.

Este triángulo lo forman los vértices del salar del Hombre Muerto, salar de Antofalla y el salar de Arizaro (Argentina), el salar de Atacama (Chile) y el salar de Uyuni (Bolivia), más todos los salares ubicados en esas áreas. Todos en altura.

Profundizando en el litio, nos encontramos ante un metal de color blanquecino plateado en su estado puro, aunque lo cierto es que en el ambiente natural –dada su alta reactividad– no es posible encontrarlo así. Es común que reaccione fácilmente con elementos como el agua, el oxígeno y otras sustancias del aire formando otros compuestos.

 

«Entre Chile, Argentina y Bolivia, en lo que se conoce como el Triángulo del litio, se concentra el ochenta y cinco por ciento de todas las reservas de litio en el planeta»

 

¿De dónde se saca el litio? La minería de litio se suele desarrollar, por norma general, en yacimientos (vetas) y en salmueras naturales. La recolección de salmuera es más común y a menudo se considera un método más simple que la extracción, pero el mineral obtenido por este medio se considera de grado inferior.

Hablando de sus usos, lo más habitual es hablar del litio metálico como componente de baterías y pilas. Su potencial electroquímico lo hace ideal para el ánodo –polo positivo– de las baterías eléctricas. Además, la proliferación de coches eléctricos ha hecho que el consumo de este metal se dispare.

Sin embargo, el litio tiene muchos más usos. Por ejemplo, es muy utilizado en la industria del aluminio. Es habitual que se añada carbonato de litio al baño de criolita –fluoruro de aluminio y sodio– para la fabricación de aluminio. Gracias al litio se aumenta la productividad, se reduce el consumo de energía y se reduce la emisión de flúor al ambiente.

Otro uso poco conocido es de la elaboración grasas lubricantes a base de jabones de litio. Estas poseen una resistencia muy buena al agua y a la oxidación y conservan sus propiedades lubricantes en un amplio rango de temperaturas. Se utilizan para todo tipo de transportes.

A su vez, se usa para la fabricación de caucho sintético empleado en la manufactura de neumáticos de alta duración y también en los sistemas de aire acondicionado y control de humedad gracias a sus propiedades altamente higroscópicas que le permiten absorber la humedad del aire.

Y aproximadamente el veinte por ciento de la demanda del litio se marcha a la industria del vidrio y la cerámica. Al agregar óxido de litio como aditivo se disminuye el punto de fusión, se mejora las propiedades de escurrimiento del material fundido y se reduce el coeficiente de expansión térmica del producto terminado.

Finalmente no podemos obviar su uso medicinal en el tratamiento de síndromes depresivos. «La primera vez que se presentó como una alternativa para tratar desórdenes anímicos fue en 1880. El neurólogo danés Carl Lange lo utilizó para tratar a gente que llamó deprimida», explica David Healy, profesor de psiquiatría de la Universidad de Bangor, en Gales, Reino Unido, en declaraciones recogidas por la BBC.

A mediados del siglo XIX tuvo otros usos medicinales, pues las sales de litio se utilizaban para prevenir y curar enfermedades como el reumatismo y la gota. Y algo más moderno, este mineral se usa para elaborar un minúsculo vidrio flexible que tiene una importante aplicación médica, pues sirve para tratar daños en cartílagos en condiciones como la osteoartritis o lesiones causadas por un deporte.

 

¿Qué te ha parecido el artículo? Si antes te gustaba el litio, seguro que ahora te gusta aún más.

Si te ha gustado, comparte. Estaríamos encantados de que hicieses llegar a tus contactos en Facebook, Twitter, Instagram o LinkedIn estos artículos que escribimos con tanta pasión.

¿Necesitas nuestros servicios? En TORO Mining Consultants nos hemos aliado cinco consultoras líderes para dar servicio a la minería en América Latina. Damos valor a tu negocio y podemos ayudarte y asesorarte en todo lo que necesites.

 

Post Your Thoughts