La inversión minera en Argentina

Toro-inversion-minera-argentina

 

La minería en Argentina también ha sufrido el parón a causa de la Covid-19. La crisis sanitaria global hizo que se paralizase la industria el 20 de marzo y no ha podido volver a la relativa normalidad hasta finales de mayo. Las cifras y noticias son muy positivas y parece que la reanudación tras el confinamiento ha servido para otorgar fuerza a las inversiones mineras en el país.

De forma más concreta, las provincias más beneficiadas son las de Catamarca y Santa Cruz. Zonas donde algunas firmas han mostrado su interés para reactivar y potenciar la actividad en el sector minero.

Arrancó la minera australiana Latin Resources Limited anunciando un proyecto para la extracción de litio en Catamarca tras llegar a un acuerdo Join Ventura con el grupo argentino Integra Capital. Invertirá un millón de dólares para respaldar el programa de exploración en las concesiones de Catamarca. Tras esto, la idea es desarrollar el proyecto para producir un concentrado de espodumeno de litio.

Latin Resources Limited tiene 173 000 hectáreas de concesiones de exploración de litio en las provincias de Catamarca y San Luis, aunque también en Brasil. «El acuerdo apunta al acercamiento estratégico a América Latina, identificando, adquiriendo y avanzando en posiciones de amplia escala de proyectos minerales de alto potencial para atraer socios», explicó la minera australiana en un comunicado oficial.

 

«Es el momento para que la industria minera argentina avance con el potencial que tiene. El sector ha madurado, y tiene la posibilidad de demostrarlo»

 

Otras compañías como Pan American Silver, Hochschild Mining y Yamana Gold también han ido reactivando sus funciones. «Necesitamos promover un cambio cultural anclado en un nuevo aprendizaje tras la Covid-19 (…). La pandemia nos hace repensar la estrategia para seguir captando inversiones en el litio. Lo que iba a suceder en el 2023, ya sucedió. La oferta superó la demanda de este recurso. Son tiempos de mirar con inteligencia la competitividad», explica el diputado y ex subsecretario de Desarrollo Minero Osvaldo Capello.

Una de las grandes noticias es la que ha protagonizado la minera Newmont avanzando en el negocio del oro. La firma estadounidense ha adquirido un conjunto de propiedades en Macizo Deseado (Santa Cruz), junto al yacimiento Cerro Negro, para desarrollar el proyecto Boleadora con la intención de extraer oro.

«La operación se enmarca en la estrategia de Newmont de continuar en la búsqueda de recursos y reservas, y realizar actividades de exploración que permitan alimentar a la operación actual que posee Argentina y de esa manera sostener el desarrollo del negocio en el largo plazo», afirma la minera.

Finalmente, Mirasol y Golden Opportunity Resources –ambas canadienses– se han comprometido a desembolsar unos seis millones de dólares para reflotar Virginia Silver, un proyecto minero en Santa Cruz.

«Es el momento para que la industria minera argentina avance con el potencial que tiene. El sector ha madurado, y tiene la posibilidad de demostrarlo. Para eso se necesita, como siempre, reglas claras y compromisos firmes en todo el país. Creo que el sector minero de Argentina va a salir fortalecido post pandemia», asegura Luciano Berenstein, director ejecutivo de la Cámara Argentina de Empresarios Mineros.

 

Post Your Thoughts