Alza económica en Latinoamérica para 2019 con la minería como base

shutterstock_764486749

El economista jefe del BBVA Research Perú, Francisco Grippa, ve en la inversión minera el principal soporte de crecimiento del 2019. Pese a que existen obstáculos que pueden afectar a esta expectativa, las sensaciones en general son positivas.

Uno de los factores de riesgo sobre los que ha advertido Grippa es el fenómeno climático de El Niño. El economista explicó que durante el verano la probabilidad de la aparición del famoso ciclón es de 62 por ciento, pero dentro de esto el 53 por ciento es para un Niño débil, y esa probabilidad se ha estancado. Por ello, pese al riesgo, asegura que no debería tener un impacto demasiado sensible para el crecimiento de la minería. Aunque haya que prestar atención, no se trata de un escenario principal de amenaza por ahora.

Sí son más influyentes en el desarrollo de la minería de 2019 actores como el contexto internacional, la situación social o los cambios en el poder político.

En cuanto a lo primero se prevé una tasa de crecimiento de 3,9 por ciento, y un entono internacional creciendo al 3,7 por ciento, con Estados Unidos aún acelerado y con China aún con desaceleración. Lo que hace que el escenario externo apunte a ser menos favorable que en otros años. Esto traerá consecuencias directas sobre el precio del cobre que se situará entre los 2’85 y 2’90 dólares la libra, un poco menor que el precio de este metal entre enero y octubre de 2018.

Por otra parte, en el caso de Perú en 2019 habrá cambio de autoridades regionales y locales, de lo que se espera que se revise todo lo que se hizo en 2015, cuando se dio un escenario similar y la inversión pública se cayó más de un 20 por ciento.  Habrá proyectos que se dejen de lado, y debería resentirse en el resultado.

Entonces, visto este escenario, ¿cómo se explica el sesgo al alza que se espera? Sin duda, desde el punto de la minería se trata de la sorpresa positiva de la inversión pública en el sector. Un sector en auge en todo América del Sur, que cuenta con el respaldo de los gobiernos como punta de lanza de la economía de sus respectivos países. Esto puede verse reflejado en el plano local. Si tomamos como ejemplo el caso de Perú, se observa un influjo importante en la inversión minera. La tendencia es a continuar así y, de hecho, ya se ve dinero invertido con la construcción de tres proyectos: Quellaveco, la ampliación de Toromocho y Mina Justa, además de otros dos proyectos. Según expuso el economista, “el flujo de esta inversión es de cerca de US$ 3,000 millones el próximo año, y para este sería entre US$ 900 millones y US$ 1,000 millones”.

Post Your Thoughts